El ejemplo chino con su nuevo modelo de Shanghai conviene al Perú.

“El Perú con su variada topografía y su especial ubicación en el continente hace posible una serie de fenómenos naturales, los mismos que en concurrencia con fenómenos ocasionados por el hombre configuran peligros que al interactuar con diversos grados de vulnerabilidad de nuestra sociedad genera escenarios de riesgo que se pueden traducir en cuantiosas perdidas humanas y materiales”, reza un sucinto análisis entre los tantos documentos de prevención de desastres que estoy leyendo, motivado por lo que viene pasando últimamente . Y si es así, si tenemos claro lo retador, geográficamente hablando, que es vivir en un país como el nuestro, me pregunto porque no hemos sabido reeditar esa sabiduría antigua del hombre pre-hispánico, o porqué por lo menos no hemos levantado con desafío alcanzar ese ejemplo milenario.

Cada vez que llegan estas crisis hidrometeorológicas como las llaman los especialistas, vemos con pesar que la infraestructura que como país hemos levantado, una y otra vez o bien colapsa o bien está a un paso de colapsar, y eso me lleva a pensar en que la respuesta a mucho de lo que padecemos podría estar en el ejemplo de China, nación que he tenido la suerte de conocer. Y es que China y Perú comparten en el mundo la suerte excepcional de ser dos de los seis lugares en el mundo que crearon cultura para toda la humanidad, y por ende sus respuestas creadoras han sido siempre originales, audaces y ambiciosas, por ello inspirarnos en los chinos es válido ya que compartimos con ellos esa capacidad creativa natural como pueblo y ver su experiencia es como un fogonazo que nos recuerda lo que somos capaces de hacer.

La China un país vasto en el otro lado del mundo con una geografía tan variada como podría serlo la nuestra, con climas templados, tropicales y sub tropicales que la traviesan de norte a sur, ha encontrado en el desarrollo de la infraestructura, especialmente la vial, una oportunidad sobresaliente para el desarrollo de su economía y de su población. Más allá del inicial modelo de Deng Xao Ping, “el padre de las reformas”, que en buena cuenta abrió las puertas de manera segura a la inversión extranjera directa, eliminando los controles y la interferencia del gobierno en las llamadas “zonas económicas especiales” simbolizadas en el llamado “modelo Guangdong”, donde prácticamente los inversionistas como en una zona liberada al capital, desarrollaron ellos mismos la infraestructura que necesitaban. Ocurria que si la empresa privada necesitaba un tipo de infraestructura, pues la construía y al final esta se integraba a la economía china. Sin embargo con la muerte de Deng Xao Ping, ha ascendido al poder Jian Zemin con su grupo de asesores proveniente de las zonas cercanas a Shanghai, los cuales tienen una visión de Estado más planificadora y reguladora con lo cual se ha da un golpe de timón que se basa en resaltar si o si, la inversión en infraestructura para potenciar la economía china.

A consecuencia de ello, la inversión nacional en obras de infraestructura aumentó en casi un 28.9 por ciento a mediados del pasado 2009, constituyendo una buena base para el crecimiento económico de ese año para China. Igualmente se está dando gran énfasis a más de 10 mil kilómetros de vías férreas; nuevos puertos y nuevas autopistas que aceleran su ritmo de construcción debido a la gran inyección de capital para ese fin. Gracias a ello y no es ningún secreto la China ha resistido mejor que nadie al económicamente terrible año 2009. Por lo que me pregunto, necesitamos acaso más advertencias o señales de que ese es el camino a seguir, nuestro país necesita grandes obras de infraestructura, especialmente viales, que además de seguras y duraderas venzan el reto de nuestra agreste geografía.

Insisto que como los chinos somos un pueblo creador, y que también tenemos como ellos una geografía difícil que vencer, pero, que sobre todo, podemos como ellos encontrar en el desarrollo de la infraestructura una poderosa palanca para nuestro progreso económico y social.

Hasta la próxima

Publicado en Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


*

FireStats icon Con la potencia de FireStats