Alan el incorregible, vuelve a las andadas, más inauguraciones ESSALUD.

Como advertimos anteriormente dijimos que estaríamos atentos a los pasos del presidente de la republica cuando cometiera desaguisados políticos, especialmente en tratar de capitalizar políticamente las inauguraciones de las obras o mejoras de ESSALUD.

Como dijimos hace tiempo atrás en un artículo sobre este asunto y nos reafirmamos ESSALUD es una entidad que existe por el esfuerzo de los trabajadores y empresarios, por lo que consideramos deberían ser ellos quienes inauguren dichos edificios nuevos, por lo que ver al presidente García al frente de dichos actos de inauguración ganándose el cielo con avemarías ajenas constituye un burdo aprovechamiento de su condición de primer mandatario en favor de su régimen justo a cuando empezamos a calentar motores para la próxima contienda electoral regional – municipal.

En esta oportunidad la tentación que el presidente no ha podido resistir ha sido inaugurar el pasado 16 de abril, la Unidad Básica de Atención Primaria (UBAP) en San Juan de Miraflores , asi como de paso presentar el paquete de obras “Lima Sur” que compromete la construcción del Hospital III Lima Sur, en dieciocho meses; y el Centro de Urgencias en San Juan de Miraflores, en cuatro meses más los que García amenaza volver a inaugurar.

Creemos que está bien que se modernice ESSALUD, pero que hace allí el señor presidente al lado de su compañero el presidente ejecutivo de ESSALUD, Fernando Barrios Ipenza, que es además miembro del CEN del APRA, por lo que reclamamos públicamente y por enésima vez al presidente García que guarde la compostura y “la gravitas” necesaria como primer dirigente de la nación y no caiga más en tales actos de propaganda electorera que colocan a nuestro país a nivel de republica bananera.

Luego de esos malos ejemplos que viene dando no nos extrañe luego que aumenten casos de aprovechamiento político desde cargos de autoridades electas como ya empezó a ocurrir con los alcaldes de Chimpún Callao que a principio de año estaban usando audazmente fondos públicos para favorecer sus campañas reeleccionistas, justamente animados al parecer por estos malos ejemplos de nuestro señor presidente. Si algo se contuvieron luego fue porque hubo denuncias y vivos reclamos sobre ese errado accionar. Y ahora que Alan ha vuelto a la carga que pasará después con el proceder de las autoridades y más en el interior del país donde llega con tantas dificultades el control de la autoridad electoral. Urge, pues que los partidos políticos se pronuncien sobre estos excesos presidenciales y que incluso se busque en un pacto que adecente nuestra política y se dé una ley que retire al presidente de la República de tales actuaciones que no le competen por lo menos en el caso de ESSALUD y que deje esas actitudes a lo “Pepe el vivo” que no hace más que retrasar el crecimiento y madurez de la política nacional.

Publicado en Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


*

FireStats icon Con la potencia de FireStats