La saladera de Rafael Rey ha causado risa en Chile.

Como se habrán reído los militares chilenos cuando nuestro ejercito con su ministro de defensa realizó unas trajinadas y fallidas pruebas de tiro de misiles antitanque en quebrada cruz de hueso cerca al balneario de San Bartolo.

Se había organizado esta demostración pública para comprobar las ventajas de precisión y destrucción del moderno armamento comprado el año pasado. Mostrale a Chile que tenemos una respuesta a su compra de modernos tanques Leopard.

En el evento estuvieron presentes aparte del Ministro de Defensa Rafael Rey, el General Otto Guibovich Comandante General del Ejército, las congresistas Cuculiza, Cabanillas y León, todas enfundadas en cómodos uniformes de campaña. La intención era apreciar las bondades del misil israelí en una distancia de 3 800 metros en un blanco de tanque enemigo. El país compró inicios del año 2009, 244 misiles Spike fabricados en Israel por la empresa Rafael, costando unos $48 millones de dólares. También se adquirió en el mismo paquete unos 244 misiles rusos Kornet por $25 millones de dólares. Estas compras son parte de un presupuesto de gasto militar de $650 millones de dólares planificadas hasta 2011.

El salado incidente ocurrió al realizarse el segundo disparo, el misil sólo avanzó 50 metros y entonces se vino la noche para Rafael Rey y todos los que estaban allí, el gran riesgo era que las dos explosiones sistemáticas que se activan al trabajar este misil ocurrieran accidentalmente: una, la primera que puede destruir blindajes de hasta un metro de espesor y la segunda que libera una combustión de 5,000 grados centígrados, que hubiera asado vivos a todos los presentes, por eso se dio la orden de que corrieran a ponerse a salvo y junto con el grito de cuerpo a tierra, con lo cual se vivió un gran pánico entre 5 y 10 minutos. Se estuvo a paso de una gran tragedia.

Felizmente la cosa quedó ahí. No hubo más que magullones y pisotones al correr la gente despavorida en la oscuridad tratándose de alejar lo más lejos del lugar. La más afectada fue la congresista Mercedes Cabanillas quien al parecer será sometida a una operación quirúrgica para reparar el daño óseo que ha sufrido al ser pisoteada por la masa despavorida.

Más allá de la anécdota y la risa nerviosa que ha liberado la tensión que se vivió en ese momento. Los efectos de este fiasco han sido inmediatamente pedir las explicaciones correspondientes a la empresa israelí ya que la inversión hecha en estas armas ha sido millonaria, siguieron las declaraciones del ministro Rey ante el congreso, pero además ha sobrevenido una andanada de burlas de parte de Jaime Baily o Rosa María Palacios sobre lo ocurrido allí y más allá de todo tema de libertad de prensa o de animus jocandi que garantiza que los excesos de Baily sea intocable y que desde la justificación de la humorada pueda desde el mal gusto hacer leña de todo aquel que caiga en la mira de su programa televisivo. Más allá de sus burlas que al final es anécdota, los efectos más negativos de todo esto está se encuentra en que la credibilidad de la eficacia de las compras hechas por Rafael Rey tanto al interior como al exterior del país se han visto seriamente cuestionadas. Hacia adentro los soldados dirán con esto vamos hacer frente a una eventual agresión militar extranjera o los de afuera dicen con eso nos van a oponer resistencia en un eventual combate los peruanos.

Ese es precio más caro de todo esto. Es decir la credibilidad de nuestro poder de respuesta militar ha resultado muy golpeado por este incidente, justamente Rey gracias a su mala suerte ha terminado causando justamente el efecto contrario que quería lograr. Por eso la bronca de Giampietri y Givobich contra Baily y sus burlas. Sin caer en patrioterismos trasnochados, pensemos un poco en lo debilitado que está nuestro ejercito, más aún porque no queremos participar de carreras armamentistas, ha sido lamentable la ocurrencia de este hecho, que se ha debido tratar discretamente, ver porque ha funcionado mal y punto, sin embargo, gracias a don Jaime Baily que quiere ser presidente de la república se ha hecho las delicias de los militares chilenos. Esperemos que las cosas se aclaren, esos misiles Spike son excelentes y son comprados por los principales ejércitos del mundo. Incluso hasta al propio Bolognesi que una vez fue encomendado a Inglaterra en 1861 a comprar unos cañones, al volver al Perú, en la demostración de estas nuevas armas frente al Mariscal Castilla se le reventó un cañón, sin embargo Castilla comprendió que eran cosas que podrían ocurrir, posteriormente la empresa inglesa tuvo que reponer el cañón malogrado, como lo harán ahora los israelíes. Para terminar con verdadero humor este incidente, no con el humor crápula de Baily, le pedimos al ministro Rey que urgente se vaya a bañar en las huaringas para quitarse la saladera.

Publicado en Uncategorized
2 Comentarios en “La saladera de Rafael Rey ha causado risa en Chile.
  1. rocio dice:

    son unos chistosos jajajajaja

  2. rocio dice:

    de verdada son re chistosos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


*

FireStats icon Con la potencia de FireStats