Otro Mundial de fútbol sin Perú, hasta cuando?

El entrenador uruguayo Sergio Markarian decía un aserto interesante digno de rescatar: “El fútbol es lo más importante de lo que no es importante” Y cuando llegan estas efemérides y vemos como todo en el mundo se vuelca en un afiebrado fervor futbolístico que asalta a todas las cadenas de TV, que en todos los idiomas se habla del mundial, que hasta las casas principales y serias de Wall Street como Goldman Sachs o JP Morgan se animan a dar en apuestas a un ganador, que en todo este mundo globalizado de repente se vuelve una aldea chiquita en que las transmisiones vía TV, radio, internet alcanzan a todos, nos decimos dónde esta nuestro país que no va a mundial desde 1982, es decir, que hay jóvenes en nuestro país que tienen 28 años que no han conocido ese sabor de ver a su selección nacional de participar en esta fiesta universal que borra diferencias ya que el fútbol es un ensayo simbólico de la igualdad entre las naciones y que hace que los seres humanos por lo menos por un tiempo se acerquen, disfruten, se conozcan más, y se viva un tiempo de paz y creatividad.

Si el deporte rey es una actividad que saca lo mejor de nuestros jóvenes y colabora a mejorar la nombradía del país en el concierto mundial, aumenta la autoestima nacional, sino pregúntenle a un brasilero o a un argentino como los homologa en su autoestima este deporte maravilloso frente a un alemán, un francés o con la gente del mundo desarrollado. Si vemos además que esta actividad deportiva bien llevada significa millones de dólares en generación de ingresos, tanto que la FIFA ha declarado para el 2009 ingresos suman 1,000 millones de dólares para ese periodo y que por el mundial de Sudáfrica, este 2010 va a ver incrementar sus ingresos anuales en un 12% más. Si vemos que quienes son capaces de desarrollar campeonatos competitivos venden sus futbolistas por millones de dólares al año, y que este deporte puede significar para muchos chicos pobres una redención real de la pobreza, nos preguntamos que pasa en el país con nuestro fútbol?

Porque se permite tanta tiniebla en la organización del campeonato, porque no se acelera la conversión como empresas privadas de nuestros clubes de fútbol, porqué no se trabaja a largo plazo con semilleros que nos den en el futuro lo que el presente nos deniega, todo es cuestión de planificar un poco y de sepultar la improvisación y el desorden. La gente como el Señor Burga son sólo aprovechadores de una situación y no buscan más que su proyecto personal de llegar a ser funcionario vitalicio de la FIFA que le resuelva la vida, es un típico representante de aquellos que sólo saben medrar y no aportan nada en esta existencia, es decir parásitos. Si por la posibilidad de una desafiliación de la FIFA no se puede tocarlo, pues hagamos la reforma AISLÁNDOLO desde la Asociación de Fútbol Profesional, con la conversión de clubes a empresas privadas, y con el apoyo subsidiario del Estado, y vendrán los cambios. Es cierto que el fútbol peruano no tiene grandes palmareses que mostrar, pero sin embargo, tiene un gran potencial por la calidad técnica y la plástica de sus futbolistas, el mundo lo reconoce y prueba de ello es el creciente número de chicos nuestros que van a jugar en las ligas más importantes.

Hagamos un esfuerzo, y que el Perú para el mundial de Brasil 2014, pueda asistir a esa Meca que es el mundial de esta religión sin ateos que es el fútbol en todo el planeta.

Publicado en Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


*

FireStats icon Con la potencia de FireStats