Tecnología Vs. El Friaje

Cuando vemos que todos los años indolentemente se va volviendo costumbre que los fríos del sur nos lleguen en los inviernos con rudeza y que por los cambios climáticos se tornen más cruentos, cuando vemos que nuestros compatriotas de los más modestos lugares en los conos en Lima o en las capitales más importantes del interior del país resisten debajo de esteras y plásticos ese castigo de la naturaleza, pero sobre todo aquellos compatriotas que viven en la sierra sur, donde las temperaturas bajan a más de 10 grados bajo cero en las noches, y en algunos lugares a más de 15 grados y vemos como padecen de males respiratorios los niños y se les mueren los animales que tanto atesoran y vemos unos cuadros de enorme aflicción de estos compatriotas, me pregunto es que debemos acostumbrarnos a esto? Es que vamos a dejar que sea moneda común todos los años este problema, es que acaso debemos caer en una indolencia parecida a un mal crónico que no se acaba y que trae un constante malvivir cada cierto tiempo.

No, pues hay que hacer algo. Y creo que la oportunidad de cambiar las cosas está en apelar a la tecnología y que nuestro país por su posición geográfica y recursos naturales con ventajas que tiene y que podrían dar solución a estos problemas. No olvidemos que en la sierra siempre existe mucha luminosidad solar todo el año e igualmente tenemos vientos poderosos, entonces me pregunto porque no buscar solución a estos problemas del friaje en el desarrollo de tecnologías para generar calefacción barata y no contaminante para los peruanos pobres de las tierras altas. La solución estaría en una decisión política de invertir dinero en investigación y soluciones para ese fin.

Se conoce incluso de experiencias en las islas del lago Titicaca con programas experimentales en electrificación fotovoltaica dada a la buena disponibilidad de la energía solar, que en la mayor parte del territorio nacional y en especial en dichas zonas serranas no sólo es bastante alta sino uniforme durante todo el año, con valores promedios de 5 – 6 kWh/m2día.

En esas experiencias experimentales de Puno se ha trabajado un Sistema Fotovoltaico Domiciliario o SFD, que puede proporcionar 5 – 6 kWh de electricidad por mes, con un costo menor a los $ 1000 (incluyendo alrededor de 40% de costo en impuestos que habría que liberarlos), asi con los costos de instalación, de capacitación del usuario y de servicio posventa. Estos programas han brindado una cantidad de energía eléctrica suficiente para satisfacer las necesidades de iluminación y telecomunicación (radio, TV) de una familia campesina y no es mucho menor que la energía eléctrica consumida por las familias campesinas que disponen de la electricidad vía la red eléctrica. Siendo además que es importante que estos SFD son modulares, permitiendo ser ampliados en cualquier momento si existe la necesidad y la disponibilidad económica de las familias.

Sin embargo, es cierto, subiste el reto tecnológico de desarrollar una más potente calefacción por energía solar térmica es decir establecer un adecuado sistema de calefacción doméstico en el hogar que usando sistemas de energía solar fotovoltaica que yendo más allá de usar la luz del sol para generar electricidad, se emplee para generar calor, via el calentamiento de agua. Hay que mejorar los sistemas existentes para captar la radiación solar y transformarla en energía térmica. Existen en la literatura técnica diversos modelos de captador solar, con diferentes rendimientos, pero a grandes rasgos éstos constan de una zona acristalada que transmite la radiación solar hacia su interior dificultando al mismo tiempo que el calor vuelva a salir, en lo que se llama como “efecto invernadero”. Tras la zona acristalada con un sistema sencillo de placas o tubos, rellenos de agua, éstos serán los encargados de producir el calor fruto de la radiación solar. Seguidamente está el sistema de acumulación de calor. Este sistema de acumulación de calor puede estar formado por un depósito de agua caliente aislado térmicamente, calentado a su vez por el fluido termoconductor, para las instalaciones domésticas. La clave para el buen funcionamiento del sistema reside en la capacidad para aislar térmicamente este depósito y reducir al máximo las pérdidas de calor. Es decir necesitamos desarrollar una tecnología que también involucre a las viviendas de los campesinos. La otra gran posibilidad está en la energía eólica que también puede producir energía eléctrica y calefacción.

Todo esto es posible, pero falta el interés, la decisión y el coraje político para encarar este problema, la tecnología existe, sólo hay que acendrarla y adecuarla a ese contexto, los recursos humanos existen, hay que convocar a las universidades, institutos de línea científica y tecnológica para participar con sus mejores cuadros en este noble proyecto, invertir algo del fondo minero en subvencionar este propósito e invertir también el dinero conocimientos y los contactos de la cooperación no reembolsable en este fin, asi como buscar modos de financiamiento al estilo “Mi Vivienda” para el acceso a esta tecnología de parte de los pobladores rurales cuando se desarrolle, para que finalmente se termine esta letanía desgraciada de todos los años de tener que ver una mortandad escandalosa de niños sin que se haga nada teniendo todos los recursos y la tecnología a la mano que este mundo contemporáneo que nos ha tocado en suerte vivir nos franquea.

Publicado en Uncategorized
2 Comentarios en “Tecnología Vs. El Friaje
  1. Alfredo Rey de Castro dice:

    Estoy interesado en poder reunirme con el Ingeniero Virgilio Acuna Peralta, de ser posible en Lima y cuando él tenga un tiempo.
    Muy Atte.
    Alfredo Rey de Castro F. de C.

  2. UDL dice:

    Alfredo Rey Castro escribale a vap@udl.edu.pe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


*

FireStats icon Con la potencia de FireStats