Una semana antes de las ánforas, hay encuestas para todos los gustos.

Como en botica. Las proyecciones que diversas encuestadoras nos hacen sobre el desenlace del próximo 3 de octubre, nos hacen pensar que los resultados recién se van a definir esta semana previa y final. Y es que al parecer las encuestadoras en esta pugna electoral se están jugando más que su prestigio y esperemos que cuando pase se les exija rendir cuentas cuando los resultados no sean iguales a los que tan espléndidamente vienen expresando. Revisemos un poco como pintan el panorama unas y otras. El pelotón que da ganadora por goleada a Susana Villarán, lo integran LA CATOLICA, APOYO y CPI la primera le da una distancia de 15 puntos, la segunda y tercera le dan una ventaja de 12 puntos; luego viene DATUM que le da una ventaja de 7 puntos, pero de ahí en adelante IMA e IDICE dan un virtual empate. A quien creer?

En honor a la verdad LA CATOLICA tiene demasiado compromiso por cercanía laboral e ideológica con gente de la lista de Susana Villarán; APOYO ya ha fallado clamorosamente en varias veces elecciones anteriores, inclusive en elecciones municipales y ha sido cuestionada directamente por Lourdes Flores en los famosos “Poto Audios”, de CPI que podemos decir ya que Manuel Saavedra es un caballero a quien Montesinos en sus juicios ha acusado de haber favorecido a Fujimori, luego viene DATUM del español Torrado donde empieza a disminuir la brecha a favor de Villarán, para terminar en virtual empate técnico de IDICE e IMA, de IDICE se puede decir que es cercana al APRA y de tratar de apuntalar a Lourdes Flores, pero que hay de IMA la encuestadora que con mayor regularidad se ha acercado a los resultados desde hace ya buen rato.

Ante tanta sospecha de manipulación esta claro que hay que esperar el próximo domingo para saber el desenlace de esta batalla. Un elemento nuevo se presenta en estas municipales de Lima Metropolitana, y es que, las batallas distritales incidirán directamente sobre los resultados provinciales y ese es un escenario inédito en este tipo de elecciones, y tendrá inevitablemente un efecto disociador en el clásico y ciego efecto “arrastre” del voto casado provincial -distrital. Todavía hay mucha tela que cortar y esta semana es decisiva, no olvidemos la última elección presidencial en Colombia en que el candidato favorito a ganar tenía 40 puntos de ventaja, luego del escrutinio terminó 20 puntos debajo. Lo que si es claro que si las elecciones no favorecen los pronósticos de los que anuncian goleadas ya no se debe dejar pasar a dichas encuestadoras por agua tibia a la hora de exigirles cuentas y sobre todo al dar sus enredadas justificaciones.

Publicado en Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


*

FireStats icon Con la potencia de FireStats