Rafael Rey Rey y su Renovación Nacional han dado el giro de 360º, la cabra siempre tira al monte, una vuelta más a su oportunismo de siempre.

Este conocido político peruano, gran protagonista de los últimos 20 años, que ha tenido una vida muy movida, tiene una cualidad destacable su gran capacidad de adaptación a las coyunturas para seguir trepado del poder, para seguir siendo figura nacional y mediática, desde luego sus cambios han sido tan audaces que esta última aupada a la plancha de la hija del reo Fujimori, no extraña y viene a ser la cereza de la torta y corolario  de una carrera que empezó en 1990 como candidato a diputado por Lima en el Movimiento Libertad en ese entonces parte del FREDEMO que encabezaba Mario Vargas Llosa. Luego, en 1992, funda el partido club Renovación Nacional y postula al CCD para apoyar las reformas fujimoristas, traicionando a Mario Vargas Llosa que en ese momento se fajaba solitario denunciando en el exterior los abusos del autoritarismo del chino, mientras Rey, su antiguo discípulo, cual Judas Iscariote ocupaba la Vicepresidencia de aquel congreso pro golpista.

En 1995 es re-electo congresista por su partido club, pero el 14 de junio de 1995, antes de terminar el periodo más duro de su apoyo al fujimorismo, y siendo el uno de sus más grandes propulsores en una sesión nocturna hace  aprobar la Ley Nº 26749 conocida como la “ley de amnistía” que beneficiaba directamente a los militares que habían cometido graves excesos contra ciudadanos inocentes y los derechos humanos en la lucha contra Sendero Luminoso, ello es congruente con su especial manera de ver el perdón, asi cuando los periodistas le preguntan sobre un eventual indulto a Fujimori de llegar su primogénita al poder, dice que él no tiene poder sobre esa decisión, pero que es bueno saber perdonar, con lo cual estamos notificados.

Del 95 al 2000 continuo apoyando a Fujimori desde su partido club Renovación Nacional, como buen quinta columnista que es, hasta que ante la caída del régimen se desmarca de su pasado naranja ingresando a la Alianza Unidad Nacional en las elecciones del 2001, apoyando la candidatura de Lourdes Flores, justificando su participación en ese frente electoral gracias a tener su partido club del que no se conoce otro militante más que a Wilder Ruiz, a quien sólo le falta llevar el maletín de su mentor, miembro prominente del Opus Dei nacional.
Hasta el 2006 permaneció en Unidad nacional, año en que es elegido miembro del simbólico pero bien remunerado parlamento andino. Desde este momento dará su salto más audaz Alan García lo hace miembro de su gabinete. Ese 28 de julio del 2006 jura como Ministro de la Producción, donde permanecerá hasta octubre del 2008, luego como premio es designado Embajador del Perú en Italia en el año 2009. En julio de ese año asumirá el Ministerio de Defensa hasta septiembre del 2010, en que luego de una bronca con el ministro de Justicia García Toma, deja su cargo de ministro y rompe con el gobierno al querer pasar una segunda ley de Amnistía para los militares violadores de los derechos humanos justo como lo hizo el ‘95 cuando se acababa el primer gobierno del chino.
Lo de su ingreso a la plancha de la hija del reo es historia conocida. Como dije en un artículo anterior, en esta vida todo se explica a través de lo evolutivo, sea para bien o para mal. Y Rey Rey ha demostrado con creces que ha llevado al oportunismo a su mayor refinación, sin embargo, se nota en medio de sus sinuosidades para mantenerse en el poder cual versión peruana y moderna de Fouché, aquel político francés del tiempo de la revolución francesa que pasó de ser brazo derecho del cortacabezas Robespierre a ser ministro del interior 20 años después con la restauración monárquica en Francia, que tiene una lealtad sin cuartel a los militares violadores de los derechos humanos, y es por eso que con los Fujimori se siente en casa.
Esta escuela de picardía de gente que tiene partidos chicos, y de los que Rafael Rey Rey es su mejor exponente debe servir para llamar la atención sobre cómo en la política nacional gracias a algunos vacíos en la legislación electoral hay espacio para este abuso sin nombre de gente oportunista que en base a un membrete vacío, que no forja partidos de verdad, con cero vida institucional, que no expresa a ningún grupo de ciudadanos salvo a ellos mismos, y que sólo florece dada 5 años cuando llegan las elecciones, siga obteniendo beneficios personales y desacreditando la política sin ningún freno, aprovechándose de que para participar en las elecciones se necesitan mascarones de proa electorales aun cuando estos carezcan de todo contenido real sobre lo que significa hacer un partido político en cualquier lugar del mundo civilizado.
Vemos ahora como se afanan estos micro partidos en una política de alianzas lucrativas y contranatura que compatibilizan retando a la química el agua y el aceite, y retando a las matemáticas encuentran la cuadratura del circulo, pero antes que nada crean gran desaliento en la ciudadanía y desprestigian la democracia, porque lo único que dejan ver claro es un afán grosero por acomodarse para repartirse las cuotas del poder de la torta electoral que se repartirá este venidero 2011 sin pensar si van a aportar o van poder funcionar. La ciudadanía debe saber decir no a este “ruco” acomodo en las próximas elecciones, debe saber decir NO a los pésimos ejemplos como los que ha dado el señor Rey Rey a lo largo de su trayectoria política mandándolos a su casa a la hora de ir depositar su voto.
Hasta la próxima.

Publicado en Uncategorized
2 Comentarios en “Rafael Rey Rey y su Renovación Nacional han dado el giro de 360º, la cabra siempre tira al monte, una vuelta más a su oportunismo de siempre.
  1. Lucas Cruz dice:

    Eso de oportunista es un adjetivo vacío. Siempre fue un político congruente, no tiene reparo en dar la razón así sea oposición. Es decir, si el Apra está en el poder y tiene cosas positivas el las apoya, si el fujimorismo está en el poder y tiene cosas positivas el las apoya, si toledo está en el poder y tiene cosas positivas el las apoya. En esto se basan sus adversarios para darle el título de comodín u oportunista, dense cuenta de esto.
    Rafael Rey no es como el polítco tradicional que se opone a raja tabla aún en contra del país, lo que les importa es que el gobierno de turno no haga merito pues les será dificil competir en la contienda más próxima.
    Saludos

  2. JOSE CISNEROS dice:

    Ese no es oportunista es mas es un hijo de p, comodin que vive a espensas del pueblo como este hay mucho en el pais… que le hacen tremendo daño, pero no se olviden que la gente ya esta despierta,,,, ya veremos el rersultado en las elecciones, que politico conguente vividor de la plitica. eso es lo que es rafael rey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


*

FireStats icon Con la potencia de FireStats