El Metropolitano o el retorno de Lima a un sistema de transporte público. Una iniciativa solidaria que se ha ganado el reconocimiento de los limeños.

Hace poco con la inauguración del “Metropolitano” Lima ha empezado a recomponer su sistema de transporte público, el cual existía antes aunque de manera insuficiente con ENATRU a pesar que tenía una buena flota de buses articulados y no  articulados, pero en honor a la verdad, más atrás en 1965, año en que desaparecieron los tranvías gracias a la ley 15786 llamada “ley antitranvía” en el gobierno de Belaunde, es que Lima dejó de contar efectivamente con un sistema de transporte más orgánico que tenía en cuenta el futuro de la ciudad, planificando sus interconexiones viales por etapas y poniendo como prioridad en el transporte un carácter publico y no privado, además de contar con una experiencia valiosa que se conoció en el pasado de combinar la  gestión privada con los servicios públicos masivos que desarrollaron eficiencia en beneficio de la ciudadanía.  No obstante fué con la privatización del transporte declarada por Fujimori el año ’91 con la llegada de miles de custers y combis  y que coincide con la liquidación de ENATRU, que la estructura de un sistema de transportes en Lima que era ya débil y limitado dejó de existir totalmente.



Los jóvenes quizá no sepan que todo este mal que se instauró en las calles y avenidas de Lima fue gracias a la visión improvisada del Fujimorismo que llevó adelante este despropósito pensando en hacer sombra al tren eléctrico, hacer pingües negocios con los autos de segunda y buscar interesadamente una base de apoyo político en los transportistas privados que eran multitud.  Como vemos esa óptica necia sólo nos llevó sólo al descalabro urbano y al chantaje político de cierto sector dirigencial de los transportistas que aprendió malas mañas a la sombra del gobierno del reo Fujimori.

Entonces se puso en la orfandad a millones de habitantes de Lima que se resignaron por más de una década a pasar su existencia presos de las pérdidas de tiempo y del caos urbano, que daba prioridad al interés particular antes que a lo colectivo, instaurándose el fermento un desorden en el transito vial que mas adelante llegaría a su cenit de degradación en la llamada cultura combi, que ahora sufrimos.

Desde el 90’ hasta el 2002, año en que llega Lucho Castañeda a la alcaldía de Lima nadie quiso ponerle el cascabel al gato del caos en el transporte, todos los que estuvieron antes, apenas pusieron medidas parches y dejaron continuar la preferencia por lo privado en detrimento de lo público en el transporte urbano, sin embargo, el alcalde solidario basado en sus principios de capacidad de gestión, de firme independencia política que no se deja presionar por intereses de grupo ni de nadie y pensando en las grandes mayorías de Lima, tomó la decisión paulatina, frontal, difícil, pero madura de devolverle a Lima un sistema de transporte público, el que si bien es cierto ha cuajado hoy en una asociación público- privada para lograrse, ha costado sangre, sudor y lágrimas a la gestión de Castañeda porque había que poner financieramente  en azul al municipio, pues éste estaba quebrado. Ese trabajo previo le ha permitido la confianza y la capacidad económica al Municipio para emprender esta obra necesaria a favor de todos los pobladores de Lima.

Es cierto todavía falta mucho por hacer, pero se ha empezado a devolver las cosas a su lugar, el Metropolitano será una pieza importante en el futuro sistema del transporte público de Lima con sus servicios íntermodales, alimentadores, vías troncales y locales.

Estamos empezando a dibujar el renacimiento de Lima en este crucial aspecto. Si casi durante casi un siglo, disfrutamos de los tranvías, ahora lo haremos mejor y ese es el obsequio que Lucho Castañeda quiere darle a nuestra  ciudad capital que necesita más que nunca de un transporte que piense en las mayorías, que piense solidariamente. Los hechos lo demuestran la gente se ha volcado al Metropolitano, en menos de tres meses de funcionamiento se hace necesario reforzar la flota, se están encargado 25 buses más para atender a las 1,600 personas que se transportan cada hora de una manera rápida, económica,  confortable y segura buscando establecer cada vez más una frecuencia cercana al minuto cada hora.

Esta respuesta masiva del público significa  su éxito económico, pero además es bueno resaltar que la flota del Metropolitano funciona a gas natural y aporta a la no contaminación y unos precios  que defienden la economía de los sectores más modestos. En resumen esta obra de Lucho Castañeda es quizá la obra que de manera más evidente manifiesta su empuje solidario y es por ello que sus adversarios políticos tratan de atacarlo inventado escándalos por estar desesperados ante los frutos contundentes de su discreta pero tesonera labor.
Gracias Lucho por devolverle a Lima el retorno a un sistema de transporte público tan reclamado por las mayorías.

Publicado en Uncategorized
2 Comentarios en “El Metropolitano o el retorno de Lima a un sistema de transporte público. Una iniciativa solidaria que se ha ganado el reconocimiento de los limeños.
  1. Lucas dice:

    Una buena obra termina a tiempo. Una buena obra no varía su presupuesto más del 10% hasta la ley lo dice.
    Quien puede decir que la obra del Metropolitano cumple con esas condiciones. La obra funciona, pero no significa una buena obra. Mira los que sabemos de obra sabemos que todas las obras acaban, y no hay mérito agregado en eso.

    Saludos

  2. Ricardo dice:

    Se Jamonean con una obra que tiene su origen y la defendio a morir el Alcalde Alberto Andrade, cuando el mudo dijo que no servia para nada hacer un metropolitano, que el Peru era un pais pobre y no necesitava este tipo de servicio, luego tuvo que tragarse sus palabras con el cuento de las Escaleras solidarias, que deben haber costado un ojo de la cara, si para hacer el Metropolitano de 20 kilometros de demoro 4 años con su autopista de la sierra que va ha tener supongo que 1000 kilometros como minimo, haciendo un calculo simple debe demorarse 100 años, y treintuplicar el presupuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


*

FireStats icon Con la potencia de FireStats