Por fin una navidad sin accidentes ni desastres pirotécnicos. Sería mezquino no reconocer dicho avance.

Una vez leyendo encontré un aserto que decía: “El bien es discreto, pero el mal es escandaloso”. Y es verdad sobre todo en cuanto a nuestro periodismo, uno abre las páginas de la mayoría de los periódicos y nos encontramos con nuestra cuota diaria de las tres “S”, de sangre, sexo y sensacionalismo, pero y qué de las cosas que significan avances y aciertos, apenas se reducen a unas noticias pequeñas e indirectas o uno que otro tímido articulo de fondo arrinconado entre tanta trivialidad o de tanto en tanto en un editorial seco y formal que pocos leen.

de peru21.pe

Por eso quiero hacer un alto en medio de este vértigo de fin de año para hacer notar algo que quizá pasa inadvertido, pero que tiene que resaltarse, ya que hace poco un par de asuntos alimentaban en demasía las paginas rojas de los diarios en estas fechas y tuvieron a los peruanos como dice el himno nacional largo tiempo gimiendo en silencio.

Estos eran los accidentes automovilísticos y el peligro de la pirotecnia ilegal que se expendía sin control y que causaba incendios y heridos en números alarmantes. Este año en las fiestas navideñas no ha habido accidentes de transporte rodado que enluten la navidad. El trabajo de la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías – SUTRAN, creada en junio del 2009 al parecer esta empezando a hacerse sentir, además el Ministerio de Transportes ha dictado nuevas normas de tránsito y sanciones drásticas para los infractores, y se esta trabajando también en educar a la población, incluso hace una semana atrás cuando ha ocurrido un asalto en una carretera del norte, se ha visto como los pasajeros que no había sido filmados al inicio del viaje, se quejaban de porque no se había respetado esa disposición que también desalienta a los malhechores, con lo cual se observa que la población empieza a exigir otros estándares.
Ha sido un trabajo firme del MTC, SUTRAN en coordinación con la policía nacional y la mejora de la infraestructura de los terminales como por ejemplo el nuevo Terminal de Fiori en Lima Norte que esta haciendo que las noticias luctuosas se alejen de los titulares de los diarios. Es cierto que todavía falta hacer mucho y sostenido para consolidar y afianzar estos resultados promisorios, pero es bueno que se hable de ello porque las cosas buenas hay que reconocerlas.
Igualmente en el tema de la pirotecnia ilegal que nos produjo aquella tarde fatídica del sábado del 29 de diciembre de 2001, un incendio dantesco en Mesa Redonda que cobró la vida de 280 personas que se pudieron identificar a duras penas y con una cifra de muertos superior a las 500 personas, ya que hubo centenares de desaparecidos, lo cual posteriormente nos llevó a un endurecimiento del uso de los fuegos artificiales en los primeros años luego de aquel desastre y que nos llevó a pasar fiestas de fin de año en silencio, no obstante que en mayo del 2002 se dio la ley 27718 que regulaba la fabricación, importación, depósito, transporte, comercialización y uso de toda clase de artículos pirotécnicos bajo control del Estado y que daba a la DISCAMEC a través de su área de Pirotecnia la responsabilidad de su gestión, sin embargo, poco a poco se fue organizando un sistema de control, el cual casi 9 años después de lo acontecido en Mesa Redonda ha madurado en que ahora tengamos ferias  temporales especializadas y autorizadas que tienen todas la garantías en la venta de productos pirotécnicos para las fiestas de fin de año, en donde se brinda orientación a los usuarios sobre el uso adecuado  de esos productos para prevenir accidentes.
Por eso la pasada nochebuena mientras recorría los distritos de Surco, San Isidro, San Borja en Lima y veía con satisfacción como nuestra capital festejaba de una manera moderna, alegre y segura expresando su optimismo con expansión gracias a la mejora de la economía nacional sin accidentes que lamentar, debo decir que es indudable que algo hemos avanzado, quizá lo que se debería sumar para redondear estos avances es que los fuegos artificiales se realicen de un modo más publico y concentrado y menos privado y extendido porque de ese modo su manejo es  doblemente más seguro y obviamente conlleva menos contaminación ambiental que es algo que no debemos descuidar por el animo festivo que nos embarga.
Finalmente, hay que repetirlo hay avances en estos dos campos que antes nos dieron tanta zozobra, necesitamos darles con continuidad y profundizarlos. Para completar la faena iniciada esta navidad esperamos que las autoridades continúen -se lo decimos con reconocimiento- ese buen trabajo que vienen llevando a cabo vigilando que las fiestas de año nuevo 2011 gocen de esa seguridad y tranquilidad que nos ha complacido resaltar.  Hasta la próxima

Publicado en Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


*

FireStats icon Con la potencia de FireStats