No estoy de acuerdo con el proyecto de sesiones reservadas para sancionar a los parlamentarios, presentado por el congresista Yehude Simon

Veo con preocupación el proyecto de Yehude Simon de tener sesiones reservadas para situaciones donde se ventilen sanciones a parlamentarios. No puedo más que oponerme a este tipo de iniciativas porque atentan contra el principio elemental del parlamentarismo que es el tratamiento publico –salvo temas de seguridad nacional- de todos los asuntos de la república que también incluyen las eventuales sanciones a los congresistas, aun cuando tengamos que sufrir al tábano de la prensa que a veces es tremendista. Como es típico de Yehude dice propongo mi proyecto pero si resulta que no hay clima favorable lo retiro. Entonces señor congresista está  a favor o no de la medida sea más resuelto, no cultive ese hábito de la tibieza, que se puede confundir con el oportunismo.

Publicado en Mis artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*


*

FireStats icon Con la potencia de FireStats